Quedate en casa con la cultura portugal gastronomia

#QuedateEnCasa, con la Cultura

#QuedateEnCasa, con la Cultura

Quedate en casa con la cultura portugal gastronomia

#QuedateEnCasa- Gastronomía de  Portugal

Este miércoles nos vamos  adentrar en los fogones de la cocina portuguesa.

El mayor exponente de la gastronomía portuguesa es el pescado, que gracias a las aguas atlánticas se convierten en uno de los mejores del mundo. Al pescado y al marisco, se suma una enorme variedad de excelentes vinos de mesas, potenciados por un clima mediterráneo, que también aporta las condiciones ideales para elaboración de aceite de oliva.

El vino de Oporto es un gran embajador de Portugal, al cual actualmente, acompañan otros productos genuinamente portugueses, como el pastel de nata y la repostería conventual, la cataplana y la maestría de talentosos chefs que, con ese utensilio y muchos otros, elevan la cocina portuguesa a la altura de las mejores gastronomías del mundo.

El aceite de oliva es uno de los grandes exponentes de la gastronomía portuguesa. Se encuentra en la base de la alimentación sana y variada  de Portugal, que también se componen de pan, aceitunas y otras frutas, verduras y hierbas aromáticas.

A esta lista de productos gastronómicos se añaden las carnes con Denominación de Origen Protegida y los quesos de montañas.

Entre los platos típicos de la gastronomía portuguesa nos encontramos con el bacalao, que es uno de los platos más populares y conocidos. Hay un dicho portugués que apunta que hay 365 maneras distintas de cocinar el bacalao. El método y los ingredientes que elija van a depender de su gusto personal.

Para muchos, el cocido a la portuguesa es considerado el plato más tradicional. Hay muchas formas de cocinarlo y estas varían de región a región, aunque los ingredientes se basan en carne de res, cerdo, pollo y chorizos, con frijoles, garbanzos, patatas, nabo, repollo, zanahorias y arroz.

Si hablamos de postres, a los portugueses se les conoce su fama como aficionados de postres. Hay centenas de postres desde pasteles, tartas, mousses, pudines y riquísimas mezclas de huevos con azúcar para comer con cuchara. Cada región tiene su propia especialidad, pasteles y postres conventuales. Un famoso pastel es el pastel de Belém. Son unas tortitas de crema elaboradas según una receta secreta que no ha sido desvelada en casi doscientos años y que, supuestamente, sólo conocen tres personas en todo el mundo. Tanto la pasta como la crema comienzan a elaborarse a puerta cerrada, en la llamada «oficina del secreto» (oficina do segredo), en un proceso que dura dos días.

¡Os dejamos aquí la receta secreta!

#Quédateencasa #Santiponcesequedaencasa #SeguimosTrabajandoporti #Coronavirus #COVID-19