Itálica renace de sus vestiduras

12/04/2010

Las alumnas posan con las vestimentas que han confeccionado en el taller de empleo de animador turístico

ElCorreoWeb.es | Sevilla | Provincia

J.M. Baquero,Santiponce  

Desarrollan un taller de vestuario romano para fomentar el turismo.

vestuario-romano

Muchos fueron los que vieron la caída del Imperio Romano, pero pocos le vieron renacer de entre sus vestimentas. Salvo en Santiponce, donde lo han consiguido. Un monográfico sobre la materia dentro de un taller de empleo de animador turístico, iniciado por el Ayuntamiento, ha llevado a sus alumnas a conocer la realidad de la Roma imperial a través de sus atuendos: desde el esclavo al César, desde los colores extraídos de la tierra al poder de los complementos. Todo un viaje desde el siglo XXI al poder de la historia de este pueblo aljarafeño.

La iniciativa se incluye dentro del Plan Estratégico de Turismo local, que quiere crear un marco favorable para la actividad turística. La concejal de Desarrollo Local y Turismo, Carolina Casanova, entiende que es "su mayor recurso", por lo que apuestan por la formación y la creación de empresas de turismo activo, un sector "aún en vías de desarrollo". "Se trata de dar un giro, de sentar las bases de la transformación económica" para el municipio, aclara, convencida de que la apuesta por el turismo traerá más ingresos y nuevos empleos.

De todos es conocida la presencia magna de Itálica en el devenir de la provincia. Siglos de historia que se resumen en un presente alentador, que ve en el desarrollo turístico una fuente de recursos. Desde Trajano a Adriano, desde el anfiteatro a los atuendos romanos que las alumnas han tejido con celo. Una historia que se resume en el punto máximo de su importancia, en el paso de una cultura que dejó simientes tan claras como los restos arqueológicos que salpican el Aljarafe.

De ahí este curso de animador turístico, de ahí estas vestimentas que arropan la enseñanza de quienes mostrarán en el futuro los encantos de la cuna de los emperadores romanos. Las 12 alumnas se han visto inmersas en un proceso creativo que ha pasado por el diseño, la costura, el patronaje. El resultado ha sido una docena de trajes representativos de todas las escalas sociales de la antigua Roma. Así, ataviadas de esclavos, soldados o senadores, desarrollarán su trabajo en el conjunto arqueológico de Itálica, en un proceso que puede tener su punto de partida en el Festival Grecolatino de Santiponce (del 13 al 16 de abril), donde se celebrarán visitas guiadas animadas.

También hay previstos desfiles en colegios e institutos para explicar, a través de sus vestidos, los estatus sociales que imperaban en Roma. De hecho, las alumnas han tenido sus primeras incursiones prácticas en la materia y se gestionan otras actividades para reforzar su formación como guías turísticos. Por ejemplo, un taller de vestuario medieval que se desarrollará en breve, dirigido a mostrar los encantos de ese otro punto de interés local: el monasterio de San Isidoro del Campo.

Alegría. Entre las alumnas, unas lo han visto fácil, otras no tanto. Pero todas se mostraron entusiasmadas con la idea de recrear el vestuario romano. Hay quien tenía conocimientos de costura y la tarea le resultó ardua pero sencilla, pero hay otras que tuvieron dificultades. "No teníamos ni idea de coser, y por eso nos resultó más complicado", comentan dos alumnas, a medio vestir con sus uniformes de soldado romano.

En el ambiente se respira algo de Roma. Mientras unas se afanan con las máquinas de coser, otras dan los últimos retoques a los trajes y complementos. Pero siempre con la imaginación al poder. Curiosa la punta de lanza de las armas, sacadas del embellecedor de una barra de cortina. O el envejecimiento de las telas, teñidas con café. Incluso el olor penetrante de parte del taller, y que proviene de la soga de cáñamo empleada en algunos vestidos.

Entre sonrisas, telas de colores diversas, hilos, tijeras, cuero y cenefas, las alumnas han aprendido más sobre el imperio Romano, su pueblo y el conjunto arqueológico de Itálica, que puede convertirse en pilar importante de su futuro. "Nos ha encantado la experiencia", comentan.