IC-01.jpg

Inaugurado el Tren del Aljarafe

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció ayer que la nueva línea de Cercanías C-2, que enlazará la estación de Santa Justa con la isla de la Cartuja, estará en funcionamiento a partir de febrero de 2012


IC-02.jpg {IC-02}

José Blanco, acompañado del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, así como de los presidentes de Renfe y Adif, Teófilo Serrano y Antonio González, y de los Alcaldes de las siete poblaciones por las que transcurre esta línea de cercanías C-5, realizó ayer un recorrido por esta nueva línea, que aprovecha el actual trazado de ancho convencional Sevilla-Huelva y que dará servicio a unas 80.000 personas.

Blanco destacó que en la nueva línea C-5, que cuenta con un trazado de 32,6 kilómetros, se realizarán 41 circulaciones diarias, con una oferta de 30.000 plazas al día y 10,5 millones al año. El nuevo tren conectará Benacazón con Santa Justa en 43 minutos, un tiempo que, según Blanco, se quitará de atascos y se cambiará por "descanso, lectura, conversación o preparación de la jornada, o para volver a casa sin malos humos".

La nueva línea, en la que se han invertido 60 millones de euros, evitará 500.000 desplazamientos por carretera al año y la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a plantar "veinte nuevos árboles cada día y 72.000 en una década".

Con esta línea y la puesta en marcha de la C-2 en febrero, el ministro aseveró que se completará el anillo ferroviario de Sevilla y en 2012 los trenes de Cercanías estarán dando servicio a "más de la mitad de la población de la provincia". El ministro comparó la inversión del Gobierno socialista con las dos etapas anteriores del PP y aseguró que la inversión actual en la provincia supera en "1.000 millones" de euros a la anterior. "Las cifras es lo que no puede discutirse", dijo Blanco, que añadió que "ya sabéis que la palabra del ministro se cumple".

Por su parte, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, agradeció el "esfuerzo" del ministro y realizó un llamamiento a los alcaldes de la zona para que contribuyan a "crear conciencia" de la necesidad de usar este transporte público que, según dijo, "va a contribuir al desarrollo urbano del área metropolitana de Sevilla" y se abren oportunidades económicas, de empleo, turísticas y culturales.


El ministro de Fomento, José Blanco, anunció ayer que la nueva línea de Cercanías C-2, que enlazará la estación de Santa Justa con la isla de la Cartuja, estará en funcionamiento a partir de febrero de 2012 y que cuenta con una inversión de 45 millones. Esta nueva línea tendrá un trazado de 11,6 kilómetros y ya se han adjudicado las obras de instalaciones de seguridad y comunicaciones ferroviarias, por un importe de más de 12 millones de euros.

 


El anuncio del titular de Fomento se produjo en Benacazón, en el transcurso del acto de inauguración de la nueva línea de Cercanías C-5, que hoy mismo entra en funcionamiento y que enlaza Santa Justa con el Aljarafe Norte y que cuenta con seis estaciones: Camas, Valencina-Santiponce, Salteras, Villanueva del Ariscal, Sanlúcar la Mayor y Benacazón.
La parte más emotiva del acto fue la llegada del convoy a la estación de Sanlucar la Mayor, cuando a Carmen, Manoli y Adamina se les empaña la vista nada más subirse al tren que su hermano soñó hace más de nueve años y al que, desde Madrid, lo tildaban de loco. "¿Un tren para el Aljarafe?", le preguntaban con incredulidad cada vez que cogía el AVE para aporrear la puerta del Ministerio de Fomento. El ex alcalde de Sanlúcar la Mayor Juan Escámez, que falleció hace apenas 14 meses, fue el primer pasajero -o al menos el más recordado- del Cercanías del Aljarafe, ese sueño que ha sido inaugurado en loor de multitudes y que este lunes entra en servicio para conectar ocho pueblos de la comarca con la capital hispalense.

 

IC-04.jpg {IC-04}

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IC-03.jpg {IC-03}